If you can dream it, do it

¡Si puedes soñarlo, puedes hacerlo!

"¿Qué quieres ser cuando seas mayor?" es algo que nos han preguntado a todos cuando éramos pequeños. Y aunque no es del todo realista que alguien con hemofilia pueda ser astronauta o bombero, actualmente existen muchas otras opciones que hace unos años no eran posibles.

Debemos agradecer a la medicina los avances en el tratamiento de la hemofilia, así como el gran número de salidas profesionales que existen en la actualidad. Antes, vivir con hemofilia significaba tener hemorragias regulares e impredecibles y períodos de hospitalización que, a su vez, afectaban negativamente a una posible carrera profesional. Comprensiblemente, esto hizo que muchas personas ocultaran su enfermedad. Hoy en día, las cosas han cambiado mucho. ¡El mundo es tuyo para que lo disfrutes!

¿Contarlo o no contarlo?

¿A punto de empezar un nuevo trabajo? Probablemente te estás preguntando si deberías comentar en tu trabajo que padeces hemofilia. La buena noticia es que todo depende de ti.  

Si tu hemofilia es leve y sabes que no va a afectar a tu trabajo, puedes optar por no decir nada al principio. Una vez que estés instalado, te sentirás más cómodo para hablar con tus compañeros y enseñarles acerca de la enfermedad y lo que supone para ti.

Si crees que tener hemofilia puede interferir con tu nuevo trabajo, puede que valga la pena reconsiderar si se trata del trabajo más adecuado para ti. Quizás, sería una buena idea comentarlo con tu equipo médico, que podrá aconsejarte y apoyarte en tu decisión.

Responsive banner

¿Cuáles son mis derechos?

Para saber cuáles son tus derechos como trabajador, acude a tu asociación de pacientes, y ellos te ayudarán a buscar la información y legislación necesaria.

¿Cuáles son mis opciones?

Las opciones de tratamiento preventivo como la profilaxis abren hoy en día distintas posibilidades profesionales para las personas con hemofilia. Los avances en el cuidado de la hemofilia han allanado el camino para nuevas profesiones y entornos de trabajo que antes se consideraban "prohibidos".

A pesar de que estos tratamientos han supuesto un gran avance, recuerda que tener una enfermedad como la hemofilia puede conllevar riesgos. Algunas profesiones no son todavía accesibles; pero si los posibles riesgos son gestionados bien, la mayoría de los trabajos deberían estar al alcance de tu mano y solo limitados por tu imaginación.
Con una mente abierta y el consejo de tu red de apoyo, es posible que consigas el trabajo de tus sueños.

 

Dato curioso hemofilia

 

 

NP-7859

¡Si puedes soñarlo, puedes hacerlo!

"¿Qué quieres ser cuando seas mayor?" es algo que nos han preguntado a todos cuando éramos pequeños. Y aunque no es del todo realista que alguien con hemofilia pueda ser astronauta o bombero, actualmente existen muchas otras opciones que hace unos años no eran posibles.

Debemos agradecer a la medicina los avances en el tratamiento de la hemofilia, así como el gran número de salidas profesionales que existen en la actualidad. Antes, vivir con hemofilia significaba tener hemorragias regulares e impredecibles y períodos de hospitalización que, a su vez, afectaban negativamente a una posible carrera profesional. Comprensiblemente, esto hizo que muchas personas ocultaran su enfermedad. Hoy en día, las cosas han cambiado mucho. ¡El mundo es tuyo para que lo disfrutes!

¿Contarlo o no contarlo?

¿A punto de empezar un nuevo trabajo? Probablemente te estás preguntando si deberías comentar en tu trabajo que padeces hemofilia. La buena noticia es que todo depende de ti.  

Si tu hemofilia es leve y sabes que no va a afectar a tu trabajo, puedes optar por no decir nada al principio. Una vez que estés instalado, te sentirás más cómodo para hablar con tus compañeros y enseñarles acerca de la enfermedad y lo que supone para ti.

Si crees que tener hemofilia puede interferir con tu nuevo trabajo, puede que valga la pena reconsiderar si se trata del trabajo más adecuado para ti. Quizás, sería una buena idea comentarlo con tu equipo médico, que podrá aconsejarte y apoyarte en tu decisión.

Responsive banner

¿Cuáles son mis derechos?

Para saber cuáles son tus derechos como trabajador, acude a tu asociación de pacientes, y ellos te ayudarán a buscar la información y legislación necesaria.

¿Cuáles son mis opciones?

Las opciones de tratamiento preventivo como la profilaxis abren hoy en día distintas posibilidades profesionales para las personas con hemofilia. Los avances en el cuidado de la hemofilia han allanado el camino para nuevas profesiones y entornos de trabajo que antes se consideraban "prohibidos".

A pesar de que estos tratamientos han supuesto un gran avance, recuerda que tener una enfermedad como la hemofilia puede conllevar riesgos. Algunas profesiones no son todavía accesibles; pero si los posibles riesgos son gestionados bien, la mayoría de los trabajos deberían estar al alcance de tu mano y solo limitados por tu imaginación.
Con una mente abierta y el consejo de tu red de apoyo, es posible que consigas el trabajo de tus sueños.

 

Dato curioso hemofilia

 

 

NP-7859