José Antonio Carrasco

Liberator José Antonio

José Antonio.

 

Conoce a José Antonio
Edad: 43
País: España
Hemofilia A
Reto: Subir el pico más alto de la Península Ibérica

Me llamo José Antonio y nací en la ciudad de Alicante (España). A los siete meses de edad, mi familia se trasladó a Madrid por mi enfermedad, la hemofilia, para estar más cerca de mi hospital de referencia, donde tratan mi patología desde entonces.

Desde pequeño fui un niño muy feliz, jugaba y corría igual que los demás niños, asumiendo quizás mi propio riesgo. Lo que aprendí en mi niñez, me ha ayudado sin duda a tener éxito después. El lema de vida, el que me ha hecho conseguir cosas imposibles, siempre ha sido “mi miedo es mi aliado y mi valentía es mi poder“.

Hoy en día soy dueño de una vida complicada, pero a base de actitud y perseverancia he logrado mi sueño: escribir un libro sobre mi vida. Mi gran reto es subir el pico más alto de la Península Ibérica, el Mulhacén, situado a 3.478 metros de altura, y ofrecerle a mi papá un ejemplar de mi libro mirando al cielo, ya que desde allí él me protege.

BLOG POST 1

Un sueño imposible


Retomar mis sueños olvidados


Así comenzó la segunda oportunidad en mi vida: después de una intervención de tobillo por artritis, retomé mi actividad deportiva. A las 48 horas de la operación y, una vez superados todos mis miedos, era capaz de andar ya sin muletas. Me di cuenta de la labor tan importante que habían hecho mis traumatólogos. Había conseguido un reto más en mi vida, junto a mi amiga la hemofilia, la cual en algunos momentos me hizo peligrar mi salud, bien por las hemorragias o por caídas.


 Labrar mi propio camino para superar los retos en mi vida


Me considero igual que todos, pero al mismo tiempo diferente. Desde muy pequeño aprendí que la vida no sería fácil en mi caso y que tendría que labrarme mi propio camino. Aún con un tobillo lesionado, ya lograba cimas de más de 2.000 metros de altitud, pero el dolor hacía que tuviera menos ganas de subir a la montaña. Y, de nuevo, después de mi operación, los médicos me dieron otra oportunidad para ser más feliz, retomar mi actividad deportiva. Entrenamientos básicos desde el comienzo hasta llegar a rendir a un nivel muy alto. Siempre recurro a mi experiencia y aprendizaje para poder conseguir cosas increíbles.


 Mi progreso en el entrenamiento (ver en esta tabla)

AÑO/RUTA
ACTIVIDAD

ALTITUD
KM

VALORACIÓN PREPARACIÓN


2015
Bola mundo
Trekking

 2.265 msnm; 7,5 km.

Ruta fácil, terreno estable.

6 horas con muchas paradas.

La inactividad me pasó factura. Mis entrenamientos básicos no fueron suficientes. Mantuve entrenamientos habituales (dos semanales) caminando 7 km. y estiramientos.
Comencé a trabajar tronco superior con pesas durante 15 min. cada dos días. Dieta saludable, incluyendo todos los alimentos.

 

2015
Las Machotas (Madrid)
Trekking


1.466 msnm; 10 km.

Ruta fácil, terreno estable.

7 horas y muchas paradas.


Resultado importante. Mi entrenamiento fue dando resultados. Me mantuve  semanalmente: 2 días andando y otros dos con 15 min. de pesas. Y comencé a trabajar con plataforma vibratoria: 5 min. cada tres días.

 

2015
Peñalara (Madrid)
Trekking

 

2.428 msnm; 12 km.

Ruta moderada, terreno suelto y pedregoso.

8,5 horas, paradas intermitentes.


Coroné por segunda vez en mi vida el techo de Madrid, volví a soñar. Comencé a plantearme coronar todas las montañas más altas de Madrid.
Aumenté los entrenamientos: suplementarios más bicicleta estática 10 min. diarios. Comencé a limitar las grasas en comidas.

 

Un año de reencuentro asombroso. Con entrenamientos básicos y aumentando poco a poco el nivel físico, logré con tiempo coronar la montaña más alta de Madrid. Mi psicología empezaba a ser más poderosa.

No rendirse jamás y preparación física y mental


 En 2016 comencé a trabajar la unión físico–mental, apoyándome en los consejos de mi padre para no rendirme jamás. Para mi gran sueño final es necesario cuidarme al máximo y conseguir recuperarme después de un ejercicio duro.

 

Como consejo, después de practicar deporte, yo empleo lo que me enseñaron desde pequeño los traumatólogos, la relajación de la musculación con agua fría y hielo, descansos adecuados y trabajar levemente las articulaciones después de que se relajen para que sigan activas.

 

Este método me proporciona resistencia y muchos menos dolores musculares. Mi deporte de alto riesgo me hace estar alerta constantemente y debo saber protegerme utilizando calentadores, tobilleras si son necesarias, ropa adecuada y botas resistentes para proteger mi tobillo y, por supuesto, una dosis de mi factor por si es algo muy grave.

 

 

 

BLOG POST 2

Mi sueño continúa: creer es poder 


Continuamos con mi segunda tabla de éxitos y entrenamientos cada vez más intensos para lograr mi sueño. ¡Creer es poder! Esa es mi actitud constante para lograr mis deseos.


Es necesario tener una mentalidad ganadora y constante día a día.  Antes de cada ascensión a la montaña, estudio el entrenamiento programado detenidamente y analizo todos los peligros posibles para ganar confianza.


Alternancia con otros deportes 


Para que mi rendimiento siga avanzando, practico, en mi preparación personal, nuevos deportes para que mis entrenamientos no sean pesados y alterno la bicicleta de montaña y el piragüismo en los ríos. Sin embargo, me faltaba algo fundamental, incluir una buena alimentación. 

AÑO / RUTA
ACTIVIDAD

KM
ALTITUD

VALORACIÓN

PREPARACIÓN

2016
Faldas Pico del Lobo
(Guadalajara)
Trekking

2.120 msnm; 11 km

Ruta moderada y complicada por terreno pedregoso. Poco estable y calor sofocante. Duración:7 horas 


Una gran prueba psicológica y elegida por su dureza en los remontes. Entrenamientos: 2 semanales básicos. Más pesas, bici y aumento de la intensidad media en plataforma.

2016
Lagunas y Risco de los Pájaros
(Madrid)
Trekking

2.334 msnm; 15 km

Ruta difícil en época de deshielo.Terreno deslizante y peligroso. Duración: 8 horas 

¡Arriesgo y gano! ¡Esa es mi actitud! Mediante entrenamientos prolongados y variados logro culminar por tercera vez el Risco de los Pájaros. 

2016
Pico de la Miel
(Madrid)
Trekking/escalada


1.564 msnm; 5 km

Ruta fácil, aunque atención al final. Duración: 3,5 horas

Se comienza andando y  se termina escalando un poco. 


Sin cuerdas y sin arneses consigo coronar esta cima mítica de escaladores.

2016

Risco de los Pájaros con nieve y hielo a 2334 msnm.

2.017 msnm; 16 km

Ruta difícil. Paradas constantes por peligrosidad del terreno.  

Duración: 8 horas 

El desconocimiento a ese lado de la montaña y el escaso material nos hizo retroceder a 100 metros de la cima.

 

BLOG POST 3

 

Llegamos a la recta final de mi preparación. Me faltaban cosas por lograr a nivel psicológico y llegó Nuria Picas, mi entrenadora, que tiene una gran experiencia en alta montaña y me ayudó a conseguir lo que aún no había logrado. Compartí con ella mis entrenos y hazañas, y sus consejos psicológicos me ayudaron mucho, unieron la pieza del puzle que faltaba: ¡Arriesgar para ganar! 


Ya había logrado conquistar la cima de varias montañas de 2.000 m en Madrid en más de una, pero para poder alcanzar el sueño de mi vida, tocar el cielo de la Península Ibérica, suponía mayor esfuerzo, pero esta vez contaba con la ayuda y consejos de mi entrenadora.
 

 

BLOG POST 4

 

En el 2019, he conseguido alcanzar cimas muy peligrosas y de gran dificultad, llegando a más de 2.000 metros de altitud. He subido ocho cimas de montañas míticas como ‘Reventón’ y ‘Siete Picos’, ésta última en un solo día. El suelo de todas ellas era rocoso, desfavorable para mi tobillo que se resentía, pero, poco a poco, iba subiendo y mentalmente visualizaba lo que me encontraría con el fin de alcanzar mi sueño.


Mi rendimiento a lo largo de este año ha sido bueno, pero necesito esforzarme más. Además, este año he aumentado mi entrenamiento al máximo, sin tener en cuenta: el tiempo que hiciera; las ocho horas diarias de entreno; los 10 km diarios a paso rápido y corriendo alternativamente; los tres días a la semana de pesas; los abdominales, flexiones y estiramientos, y los fines de semana que he ido a la montaña.


Mi resistencia física y mi mentalidad de ganador es mi base, pero es necesario una información técnica adecuada. Gracias a las recomendaciones y consejos de mi entrenadora, Nuria Picas, he podido enfrentarme a distintos retos como, por ejemplo, el mal agudo de montaña y la dureza del terreno. Nuria me entendió cuando le expliqué los retos que quería alcanzar y, con su ayuda, asumí los riesgos y, de esta manera, he conseguido ganar esta aventura. 

 

BLOG POST 5

 

Finalmente, conseguí dar el 93% de mí mismo. El 7% restante se lo dedico a la suerte y al miedo que me detuvo en ocasiones. En julio de 2019, gracias a mi confianza y mis ganas conseguí conquistar la Península.


Es posible vivir más allá de la hemofilia. 

        Haz click aquí para leer más sobre cómo es vivir con hemofilia en las diferentes etapas de la vida.

Liberator José Antonio

José Antonio.

 

Conoce a José Antonio
Edad: 43
País: España
Hemofilia A
Reto: Subir el pico más alto de la Península Ibérica

Me llamo José Antonio y nací en la ciudad de Alicante (España). A los siete meses de edad, mi familia se trasladó a Madrid por mi enfermedad, la hemofilia, para estar más cerca de mi hospital de referencia, donde tratan mi patología desde entonces.

Desde pequeño fui un niño muy feliz, jugaba y corría igual que los demás niños, asumiendo quizás mi propio riesgo. Lo que aprendí en mi niñez, me ha ayudado sin duda a tener éxito después. El lema de vida, el que me ha hecho conseguir cosas imposibles, siempre ha sido “mi miedo es mi aliado y mi valentía es mi poder“.

Hoy en día soy dueño de una vida complicada, pero a base de actitud y perseverancia he logrado mi sueño: escribir un libro sobre mi vida. Mi gran reto es subir el pico más alto de la Península Ibérica, el Mulhacén, situado a 3.478 metros de altura, y ofrecerle a mi papá un ejemplar de mi libro mirando al cielo, ya que desde allí él me protege.

BLOG POST 1

Un sueño imposible


Retomar mis sueños olvidados


Así comenzó la segunda oportunidad en mi vida: después de una intervención de tobillo por artritis, retomé mi actividad deportiva. A las 48 horas de la operación y, una vez superados todos mis miedos, era capaz de andar ya sin muletas. Me di cuenta de la labor tan importante que habían hecho mis traumatólogos. Había conseguido un reto más en mi vida, junto a mi amiga la hemofilia, la cual en algunos momentos me hizo peligrar mi salud, bien por las hemorragias o por caídas.


 Labrar mi propio camino para superar los retos en mi vida


Me considero igual que todos, pero al mismo tiempo diferente. Desde muy pequeño aprendí que la vida no sería fácil en mi caso y que tendría que labrarme mi propio camino. Aún con un tobillo lesionado, ya lograba cimas de más de 2.000 metros de altitud, pero el dolor hacía que tuviera menos ganas de subir a la montaña. Y, de nuevo, después de mi operación, los médicos me dieron otra oportunidad para ser más feliz, retomar mi actividad deportiva. Entrenamientos básicos desde el comienzo hasta llegar a rendir a un nivel muy alto. Siempre recurro a mi experiencia y aprendizaje para poder conseguir cosas increíbles.


 Mi progreso en el entrenamiento (ver en esta tabla)

AÑO/RUTA
ACTIVIDAD

ALTITUD
KM

VALORACIÓN PREPARACIÓN


2015
Bola mundo
Trekking

 2.265 msnm; 7,5 km.

Ruta fácil, terreno estable.

6 horas con muchas paradas.

La inactividad me pasó factura. Mis entrenamientos básicos no fueron suficientes. Mantuve entrenamientos habituales (dos semanales) caminando 7 km. y estiramientos.
Comencé a trabajar tronco superior con pesas durante 15 min. cada dos días. Dieta saludable, incluyendo todos los alimentos.

 

2015
Las Machotas (Madrid)
Trekking


1.466 msnm; 10 km.

Ruta fácil, terreno estable.

7 horas y muchas paradas.


Resultado importante. Mi entrenamiento fue dando resultados. Me mantuve  semanalmente: 2 días andando y otros dos con 15 min. de pesas. Y comencé a trabajar con plataforma vibratoria: 5 min. cada tres días.

 

2015
Peñalara (Madrid)
Trekking

 

2.428 msnm; 12 km.

Ruta moderada, terreno suelto y pedregoso.

8,5 horas, paradas intermitentes.


Coroné por segunda vez en mi vida el techo de Madrid, volví a soñar. Comencé a plantearme coronar todas las montañas más altas de Madrid.
Aumenté los entrenamientos: suplementarios más bicicleta estática 10 min. diarios. Comencé a limitar las grasas en comidas.

 

Un año de reencuentro asombroso. Con entrenamientos básicos y aumentando poco a poco el nivel físico, logré con tiempo coronar la montaña más alta de Madrid. Mi psicología empezaba a ser más poderosa.

No rendirse jamás y preparación física y mental


 En 2016 comencé a trabajar la unión físico–mental, apoyándome en los consejos de mi padre para no rendirme jamás. Para mi gran sueño final es necesario cuidarme al máximo y conseguir recuperarme después de un ejercicio duro.

 

Como consejo, después de practicar deporte, yo empleo lo que me enseñaron desde pequeño los traumatólogos, la relajación de la musculación con agua fría y hielo, descansos adecuados y trabajar levemente las articulaciones después de que se relajen para que sigan activas.

 

Este método me proporciona resistencia y muchos menos dolores musculares. Mi deporte de alto riesgo me hace estar alerta constantemente y debo saber protegerme utilizando calentadores, tobilleras si son necesarias, ropa adecuada y botas resistentes para proteger mi tobillo y, por supuesto, una dosis de mi factor por si es algo muy grave.

 

 

 

BLOG POST 2

Mi sueño continúa: creer es poder 


Continuamos con mi segunda tabla de éxitos y entrenamientos cada vez más intensos para lograr mi sueño. ¡Creer es poder! Esa es mi actitud constante para lograr mis deseos.


Es necesario tener una mentalidad ganadora y constante día a día.  Antes de cada ascensión a la montaña, estudio el entrenamiento programado detenidamente y analizo todos los peligros posibles para ganar confianza.


Alternancia con otros deportes 


Para que mi rendimiento siga avanzando, practico, en mi preparación personal, nuevos deportes para que mis entrenamientos no sean pesados y alterno la bicicleta de montaña y el piragüismo en los ríos. Sin embargo, me faltaba algo fundamental, incluir una buena alimentación. 

AÑO / RUTA
ACTIVIDAD

KM
ALTITUD

VALORACIÓN

PREPARACIÓN

2016
Faldas Pico del Lobo
(Guadalajara)
Trekking

2.120 msnm; 11 km

Ruta moderada y complicada por terreno pedregoso. Poco estable y calor sofocante. Duración:7 horas 


Una gran prueba psicológica y elegida por su dureza en los remontes. Entrenamientos: 2 semanales básicos. Más pesas, bici y aumento de la intensidad media en plataforma.

2016
Lagunas y Risco de los Pájaros
(Madrid)
Trekking

2.334 msnm; 15 km

Ruta difícil en época de deshielo.Terreno deslizante y peligroso. Duración: 8 horas 

¡Arriesgo y gano! ¡Esa es mi actitud! Mediante entrenamientos prolongados y variados logro culminar por tercera vez el Risco de los Pájaros. 

2016
Pico de la Miel
(Madrid)
Trekking/escalada


1.564 msnm; 5 km

Ruta fácil, aunque atención al final. Duración: 3,5 horas

Se comienza andando y  se termina escalando un poco. 


Sin cuerdas y sin arneses consigo coronar esta cima mítica de escaladores.

2016

Risco de los Pájaros con nieve y hielo a 2334 msnm.

2.017 msnm; 16 km

Ruta difícil. Paradas constantes por peligrosidad del terreno.  

Duración: 8 horas 

El desconocimiento a ese lado de la montaña y el escaso material nos hizo retroceder a 100 metros de la cima.

 

BLOG POST 3

 

Llegamos a la recta final de mi preparación. Me faltaban cosas por lograr a nivel psicológico y llegó Nuria Picas, mi entrenadora, que tiene una gran experiencia en alta montaña y me ayudó a conseguir lo que aún no había logrado. Compartí con ella mis entrenos y hazañas, y sus consejos psicológicos me ayudaron mucho, unieron la pieza del puzle que faltaba: ¡Arriesgar para ganar! 


Ya había logrado conquistar la cima de varias montañas de 2.000 m en Madrid en más de una, pero para poder alcanzar el sueño de mi vida, tocar el cielo de la Península Ibérica, suponía mayor esfuerzo, pero esta vez contaba con la ayuda y consejos de mi entrenadora.
 

 

BLOG POST 4

 

En el 2019, he conseguido alcanzar cimas muy peligrosas y de gran dificultad, llegando a más de 2.000 metros de altitud. He subido ocho cimas de montañas míticas como ‘Reventón’ y ‘Siete Picos’, ésta última en un solo día. El suelo de todas ellas era rocoso, desfavorable para mi tobillo que se resentía, pero, poco a poco, iba subiendo y mentalmente visualizaba lo que me encontraría con el fin de alcanzar mi sueño.


Mi rendimiento a lo largo de este año ha sido bueno, pero necesito esforzarme más. Además, este año he aumentado mi entrenamiento al máximo, sin tener en cuenta: el tiempo que hiciera; las ocho horas diarias de entreno; los 10 km diarios a paso rápido y corriendo alternativamente; los tres días a la semana de pesas; los abdominales, flexiones y estiramientos, y los fines de semana que he ido a la montaña.


Mi resistencia física y mi mentalidad de ganador es mi base, pero es necesario una información técnica adecuada. Gracias a las recomendaciones y consejos de mi entrenadora, Nuria Picas, he podido enfrentarme a distintos retos como, por ejemplo, el mal agudo de montaña y la dureza del terreno. Nuria me entendió cuando le expliqué los retos que quería alcanzar y, con su ayuda, asumí los riesgos y, de esta manera, he conseguido ganar esta aventura. 

 

BLOG POST 5

 

Finalmente, conseguí dar el 93% de mí mismo. El 7% restante se lo dedico a la suerte y al miedo que me detuvo en ocasiones. En julio de 2019, gracias a mi confianza y mis ganas conseguí conquistar la Península.


Es posible vivir más allá de la hemofilia. 

        Haz click aquí para leer más sobre cómo es vivir con hemofilia en las diferentes etapas de la vida.