image

Liberator Arni

image



Conoce a Arni
Edad: 30
País: Alemania
Hemofilia A
Reto: Conseguir la insignia deportiva alemana



Conoce a Jasmine
Edad: 35
País: Alemania
Hemofilia A
Papel en el reto: Profesora de fitness

image

Hola, soy Arni, tengo 30 años y mis aficiones son tocar el piano, competir al ajedrez, el atletismo y devorar libros. Soy un jugador de la vieja escuela y trotamundos.

¡Ah! Y también tengo hemofilia A severa. Pero, afortunadamente, esto ya casi no afecta a mi vida.

Esta vez me gustaría lograr la insignia deportiva alemana. Es una condecoración que otorga la Federación Alemana de Deportes Olímpicos por tener una forma física superior y versátil que combina resistencia, fuerza, velocidad y coordinación.

¡Y eso es lo que quiero conseguir!

Blog: 1

El nacimiento de una idea

“¿Seré aún capaz de hacerlo?”. Es la pregunta que me hago a mí mismo cuando pienso en mi vieja insignia deportiva alemana. La primera (y la única) la gané cuando estaba en la universidad, hace seis años. Pensarás que no hace mucho tiempo de eso, pero han ocurrido muchas cosas desde entonces. Me diagnosticaron artrosis en mi tobillo izquierdo y los médicos me dijeron que tenía que tener cuidado al practicar deporte, especialmente al correr y levantar peso. En cualquier caso… ¡Una idea ha nacido!

Hay que estar activo

No me malinterpretes. Los consejos de mis médicos han sido siempre muy importantes para mí y siempre lo serán, pero también recuerdo una frase que aprendí en la universidad (por cierto, estudié el grado y máster de “Promoción de la Salud”): “La inactividad es mala, la actividad es buena y el exceso de actividad es malo”. Así que, ¡a activarse!

La insignia deportiva alemana

La insignia deportiva alemana es un premio a tener una buena forma física y se compone de cuatro categorías: resistencia, fuerza, velocidad y coordinación. Para cada categoría, hay especificados diferentes ejercicios que se pueden realizar. En la tabla que veréis más abajo, se pueden ver mis entrenamientos (edad: 30).

image

Blog: 2

Mi entrenamiento

El plan es alternar un día de entrenamiento con otro de descanso, pero no quiero seguir una rutina estricta, si no escuchar a mi cuerpo y no forzarlo. Además, he escogido ejercicios que tengan poco riesgo de causar lesiones. Por ejemplo, aunque los ejercicios de “fuerza explosiva” son muy útiles a la hora de prepararse para la insignia deportiva alemana (por ejemplo, salto de longitud o lanzamiento de peso), no quiero causar demasiado estrés a mis articulaciones durante los entrenamientos y voy a evitar esos ejercicios. Por el contrario, quiero entrenar con ejercicios de fuerza lentos y controlados.

Semana 1: ¡Comencemos!

Esta semana he ido dos veces a correr a un parque y he hecho en casa ejercicios de estiramiento trabajando todo el cuerpo. Por supuesto, mi rendimiento corriendo ha sido muy bajo, ya que tras 15 minutos he necesitado un descanso, pero estoy convencido de que mejoraré poco a poco.

Además, lo más importante es que mi tobillo izquierdo ha reaccionado muy bien al ejercicio, incluso tengo la sensación de que responde mejor que antes. ¡Esto se pone interesante!

Semana 2: ¡Nunca te eches atrás!

Cuando me ves corriendo como una tortuga es difícil creer que fui capaz en el pasado de correr 8 km en menos de 30 minutos. Sin embargo, ¡no estoy dispuesto a rendirme! Mi persistencia, rapidez y fuerza están volviendo, poco a poco, ¡pero están volviendo!

Mi tobillo está también mejorando. Cuando termino de correr siento como si alguien estuviera “trabajando” allí, ¿te suena extraño? Probablemente, ¡pero es verdad! ¡Estoy feliz de haber comenzado a correr de nuevo!

Otra buena noticia es que hora tengo a una entrenadora, Jasmine, y me va a ayudar a conseguir mi desafío. ¡Estoy impaciente por trabajar con ella en las próximas semanas!

Semana 3-6: Siempre ocurre algo cuando menos te lo esperas…

Vale, esto no estaba planeado. Debido a una enfermedad, no he podido entrenar en las últimas cuatro semanas. Sí, realmente he perdido un mes entero por una infección.

image

Blog: 3

Semana 7: ¡Nunca te desanimes!

Volví a mi entrenamiento de nuevo. Después de cuatro semanas atrapado en la cama, no será tarea fácil volver a recuperar mi estado físico. De hecho, mi última carrera ha sido un desastre, tras 10 minutos corriendo despacio he tenido que parar debido a un dolor en el pecho. Podría haber ignorado el dolor, pero después de la infección, tengo que cuidarme. Sin embargo, rendirse no es una opción. Realmente, ¡quiero lograr la insignia!

Semana 8: A perro flaco, todo son pulgas

Más malas noticias. Jasmine me ha dicho que está pasando un mal momento y que no va a poder entrenarme. Entiendo perfectamente su situación y espero que se recupere pronto.

Mientras tanto, sigo mi propio calendario de entrenamiento. Afortunadamente, el dolor de pecho ha desaparecido. Además, he sido capaz de correr sin problemas 30 minutos a un ritmo bajo-medio.

image

Semana 9-10: Estrés

Las últimas dos semanas han sido muy estresantes. Mi mujer y yo estamos a punto de mudarnos de Estambul (Turquía) – donde llevamos viviendo desde 2015 – a Stuttgart (Alemania). Combinar mi entrenamiento con buscar un coche nuevo, un apartamento y un trabajo no está siendo tarea fácil, pero he conseguido encontrar algún momento para hacer algunos ejercicios sencillos.

Además, correr en el bosque alemán es mucho más divertido que dar vueltas en círculo en un parque de Estambul. ¡Adoro el olor de la naturaleza!

image

Blog: 4

Semana 11: De vuelta en Turquía

Decidí volver a Estambul de nuevo por tres razones:

  1. Pasar algunos días con mi esposa, que aún estaba en Turquía
  2. Visitar a mis suegros
  3. Traer otros 30kg de equipaje en el avión a Alemania

Aunque este viaje me hizo gastar un tiempo precioso en el que no pude entrenar mucho, mereció la pena. No pude salir a correr porque hay muchos perros salvajes y, a veces, agresivos en el pueblo donde viven mis suegros. Me persiguieron en una ocasión y no me gustaría repetir la experiencia. Sin embargo, si pude sacar tiempo para hacer 4x25 push-ups por la mañana y por la tarde. ¡La insignia está cada vez más cerca!

image

Semana 12: Quedan dos semanas

Ya estoy de vuelta en Alemania para entrenar y estoy muy contento del progreso que he hecho. Confío en que obtendré un buen resultado en la prueba dentro de dos semanas.

Probablemente, estos serán los ejercicios que haga:

Resistencia

 

Bronce

Plata

Oro

Carrera 3 km

18:40 min

16:10 min

14:10 min

Fuerza

 

Bronce

Plata

Oro

Salto de longitud en parada

1,85 m

2,10 m

2,35 m

Velocidad

 

Bronce

Plata

Oro

Carrera 100 m

16,8 s

15,1 s

13,6 s

Coordinación

 

Bronce

Plata

Oro

Saltar la cuerda

10x

15x

20x

 

Al principio no quería escoger saltar la cuerda sino salto de longitud, ya que se me daba muy bien hace algunos años. Bueno, digamos hace 10-15 años, cuando aún estaba en el colegio. Sin embargo, la prueba de salto de longitud no es probablemente muy aconsejable para mi tobillo izquierdo, así que me compré una cuerda. Aún estoy tratando de entender como saltar con ella.

image

Semana 13: Última semana de entrenamiento

Aquí estamos, en la última semana antes de enfrentarme a la insignia deportiva alemana. ¿Estoy nervioso? No mucho. De hecho, me siento muy bien y deseando que llegue el día del desafío.

Hoy, el día antes de la prueba, había decidido relajarme y no hacer ejercicio, pero con 28°C y el día tan soleado, no he podido quedarme en casa. Así que cogí la bicicleta y fui con ella hasta el río. ¡Fue una gran idea!

image

Semana 14: El día de la Medalla Deportiva Alemana

Por fin ha llegado el día de mi desafío. Ahora veremos si soy lo suficientemente bueno como para lograr mi reto. Empezaré por el salto de cuerda cruzada para la prueba de coordinación. Hacerlo 10 veces es suficiente para conseguir bronce, 15 para plata y 20 para oro. Tengo tres intentos, pero en el primero ya consigo hacerlo 21 veces – ¡Oro!

Ahora toca el ejercicio número 2 -carrera de 100 metros para la prueba de velocidad-, pero justo antes de comenzar, siento un dolor extraño en mi tobillo izquierdo y en mi rodilla. Me da miedo sobrepasar mis fuerzas y alcanzo la línea de meta en 0:15:59, bronce. Sin embargo, no es necesario hacer este ejercicio. Puedo cambiarlo por nadar 25 metros, probablemente haré eso más tarde.

Paso al siguiente ejercicio, salto de longitud en parada para la prueba fuerza. Si alcanzo 1.85m – no debería ser muy complicado – conseguiré bronce, plata con 2.10 m y oro con 2.35 m. Estiro mi cuerpo, doblo las rodillas y salto con todas mis fuerzas: 2 metros y 38.5 centímetros. ¡Oro de nuevo!

Llega el momento de la resistencia con la carrera de los 3.000 metros. Debido a los problemas que noté antes en mi tobillo y en mi rodilla estoy un poco nervioso, así que corro despacio unos metros, hago unos estiramientos con cuidado y, ¡el dolor se ha ido! Vale, ¡a intentarlo! El circuito que he escogido tiene una longitud de 800 metros, así que tengo que dar tres vueltas completas y luego seguir hasta la marca de 600 metros. Afortunadamente, las articulaciones, músculos y respiración trabajan juntos y armónicamente para hacerme alcanzar la línea de meta en 13:39 minutos. ¡Oro por tercera vez!

Técnicamente, ya he terminado con las pruebas necesarias para conseguir la medalla. Sin embargo, decido ir a la piscina interior para otro ejercicio: nadar 25 metros. Quiero añadir este ejercicio porque no estoy muy contento con el bronce en la categoría de velocidad y estoy convencido de que puedo hacerlo mejor. En la piscina me esperan buenas y malas noticias. La buena es que la piscina no está demasiado llena de gente. Desafortunadamente, el encargado de la piscina no quiere retirar la cuerda que separa nadadores de no nadadores, y para poder nadar 25 metros necesitaría atravesarla. No tengo tiempo para quejas, así que voy al punto de partida. Mi comienzo es muy bueno, así como el nado, pero luego – como era esperado- al tener que sortear la cuerda pierdo un tiempo precioso. Tras 0:19:96 minutos, alcanzo el otro lado y obtengo plata.

En total, he sido capaz de ganar oro en tres pruebas y plata en una, así que obtengo 11 de los 12 puntos totales. ¡Eso es oro! Haciendo un balance final, estoy muy contento y ya estoy pensando en intentarlo otra vez. ¿Quizás contigo? ☺☺☺☺

 

Resistencia

 

Bronce

Plata

Oro

Mi resultado

Carrera 3 km

18:40 min

16:10 min

14:10 min

13:39 min

Fuerza

 

 

Bronce

Plata

Oro

Mi resultado

Salto de longitud en parada

1,85 m

2,10 m

2,35 m

2,385

Velocidad

 

 

Bronce

Plata

Oro

Mi resultado

25 m nadando

31,5 s

24,01 s

17,0 s

19,96 s

Coordinación

 

 

Bronce

Plata

Oro

Mi resultado

Saltar la cuerda

10x

15x

20x

21x

 

image

Blog: 5

Conclusiones

“¿Seré aún capaz de hacerlo?” Era la pregunta con la que comencé mi pequeño viaje hacia la insignia deportiva alemana. Un viaje con subidas y bajadas, con éxitos y reveses.  Al principio, no sabía cómo iba a reaccionar mi tobillo al aumento de ejercicio que tenía que hacer para entrenarme. Las voces críticas no ayudaron. Sin embargo, al poco de comenzar a entrenar, me di cuenta de que el pensamiento con el que comencé (“La inactividad es mala, la actividad es buena, el exceso de actividad es malo”) era verdad, y no tuve esa sensación de dolor en mi tobillo.

De cualquier manera, no me malinterpretes. Por supuesto que no he encontrado la cura de la artrosis. Incluso aunque correr ha mejorado la situación de mi tobillo, tengo que entrenar con mucho cuidado. Cada vez que entreno demasiado (más de cuatro veces a la semana), mi tobillo y rodilla empiezan a doler – ese es quizás mi límite personal.

En resumen, estoy más que feliz y agradecido de haber participado en el reto de “Liberate Life”. Bueno y, creo, que también he encontrado la respuesta a mi pregunta

Responsive banner

Es posible vivir más allá de la hemofilia

Liberator Arni

image



Conoce a Arni
Edad: 30
País: Alemania
Hemofilia A
Reto: Conseguir la insignia deportiva alemana



Conoce a Jasmine
Edad: 35
País: Alemania
Hemofilia A
Papel en el reto: Profesora de fitness

image

Hola, soy Arni, tengo 30 años y mis aficiones son tocar el piano, competir al ajedrez, el atletismo y devorar libros. Soy un jugador de la vieja escuela y trotamundos.

¡Ah! Y también tengo hemofilia A severa. Pero, afortunadamente, esto ya casi no afecta a mi vida.

Esta vez me gustaría lograr la insignia deportiva alemana. Es una condecoración que otorga la Federación Alemana de Deportes Olímpicos por tener una forma física superior y versátil que combina resistencia, fuerza, velocidad y coordinación.

¡Y eso es lo que quiero conseguir!

Blog: 1

El nacimiento de una idea

“¿Seré aún capaz de hacerlo?”. Es la pregunta que me hago a mí mismo cuando pienso en mi vieja insignia deportiva alemana. La primera (y la única) la gané cuando estaba en la universidad, hace seis años. Pensarás que no hace mucho tiempo de eso, pero han ocurrido muchas cosas desde entonces. Me diagnosticaron artrosis en mi tobillo izquierdo y los médicos me dijeron que tenía que tener cuidado al practicar deporte, especialmente al correr y levantar peso. En cualquier caso… ¡Una idea ha nacido!

Hay que estar activo

No me malinterpretes. Los consejos de mis médicos han sido siempre muy importantes para mí y siempre lo serán, pero también recuerdo una frase que aprendí en la universidad (por cierto, estudié el grado y máster de “Promoción de la Salud”): “La inactividad es mala, la actividad es buena y el exceso de actividad es malo”. Así que, ¡a activarse!

La insignia deportiva alemana

La insignia deportiva alemana es un premio a tener una buena forma física y se compone de cuatro categorías: resistencia, fuerza, velocidad y coordinación. Para cada categoría, hay especificados diferentes ejercicios que se pueden realizar. En la tabla que veréis más abajo, se pueden ver mis entrenamientos (edad: 30).

image

Blog: 2

Mi entrenamiento

El plan es alternar un día de entrenamiento con otro de descanso, pero no quiero seguir una rutina estricta, si no escuchar a mi cuerpo y no forzarlo. Además, he escogido ejercicios que tengan poco riesgo de causar lesiones. Por ejemplo, aunque los ejercicios de “fuerza explosiva” son muy útiles a la hora de prepararse para la insignia deportiva alemana (por ejemplo, salto de longitud o lanzamiento de peso), no quiero causar demasiado estrés a mis articulaciones durante los entrenamientos y voy a evitar esos ejercicios. Por el contrario, quiero entrenar con ejercicios de fuerza lentos y controlados.

Semana 1: ¡Comencemos!

Esta semana he ido dos veces a correr a un parque y he hecho en casa ejercicios de estiramiento trabajando todo el cuerpo. Por supuesto, mi rendimiento corriendo ha sido muy bajo, ya que tras 15 minutos he necesitado un descanso, pero estoy convencido de que mejoraré poco a poco.

Además, lo más importante es que mi tobillo izquierdo ha reaccionado muy bien al ejercicio, incluso tengo la sensación de que responde mejor que antes. ¡Esto se pone interesante!

Semana 2: ¡Nunca te eches atrás!

Cuando me ves corriendo como una tortuga es difícil creer que fui capaz en el pasado de correr 8 km en menos de 30 minutos. Sin embargo, ¡no estoy dispuesto a rendirme! Mi persistencia, rapidez y fuerza están volviendo, poco a poco, ¡pero están volviendo!

Mi tobillo está también mejorando. Cuando termino de correr siento como si alguien estuviera “trabajando” allí, ¿te suena extraño? Probablemente, ¡pero es verdad! ¡Estoy feliz de haber comenzado a correr de nuevo!

Otra buena noticia es que hora tengo a una entrenadora, Jasmine, y me va a ayudar a conseguir mi desafío. ¡Estoy impaciente por trabajar con ella en las próximas semanas!

Semana 3-6: Siempre ocurre algo cuando menos te lo esperas…

Vale, esto no estaba planeado. Debido a una enfermedad, no he podido entrenar en las últimas cuatro semanas. Sí, realmente he perdido un mes entero por una infección.

image

Blog: 3

Semana 7: ¡Nunca te desanimes!

Volví a mi entrenamiento de nuevo. Después de cuatro semanas atrapado en la cama, no será tarea fácil volver a recuperar mi estado físico. De hecho, mi última carrera ha sido un desastre, tras 10 minutos corriendo despacio he tenido que parar debido a un dolor en el pecho. Podría haber ignorado el dolor, pero después de la infección, tengo que cuidarme. Sin embargo, rendirse no es una opción. Realmente, ¡quiero lograr la insignia!

Semana 8: A perro flaco, todo son pulgas

Más malas noticias. Jasmine me ha dicho que está pasando un mal momento y que no va a poder entrenarme. Entiendo perfectamente su situación y espero que se recupere pronto.

Mientras tanto, sigo mi propio calendario de entrenamiento. Afortunadamente, el dolor de pecho ha desaparecido. Además, he sido capaz de correr sin problemas 30 minutos a un ritmo bajo-medio.

image

Semana 9-10: Estrés

Las últimas dos semanas han sido muy estresantes. Mi mujer y yo estamos a punto de mudarnos de Estambul (Turquía) – donde llevamos viviendo desde 2015 – a Stuttgart (Alemania). Combinar mi entrenamiento con buscar un coche nuevo, un apartamento y un trabajo no está siendo tarea fácil, pero he conseguido encontrar algún momento para hacer algunos ejercicios sencillos.

Además, correr en el bosque alemán es mucho más divertido que dar vueltas en círculo en un parque de Estambul. ¡Adoro el olor de la naturaleza!

image

Blog: 4

Semana 11: De vuelta en Turquía

Decidí volver a Estambul de nuevo por tres razones:

  1. Pasar algunos días con mi esposa, que aún estaba en Turquía
  2. Visitar a mis suegros
  3. Traer otros 30kg de equipaje en el avión a Alemania

Aunque este viaje me hizo gastar un tiempo precioso en el que no pude entrenar mucho, mereció la pena. No pude salir a correr porque hay muchos perros salvajes y, a veces, agresivos en el pueblo donde viven mis suegros. Me persiguieron en una ocasión y no me gustaría repetir la experiencia. Sin embargo, si pude sacar tiempo para hacer 4x25 push-ups por la mañana y por la tarde. ¡La insignia está cada vez más cerca!

image

Semana 12: Quedan dos semanas

Ya estoy de vuelta en Alemania para entrenar y estoy muy contento del progreso que he hecho. Confío en que obtendré un buen resultado en la prueba dentro de dos semanas.

Probablemente, estos serán los ejercicios que haga:

Resistencia

 

Bronce

Plata

Oro

Carrera 3 km

18:40 min

16:10 min

14:10 min

Fuerza

 

Bronce

Plata

Oro

Salto de longitud en parada

1,85 m

2,10 m

2,35 m

Velocidad

 

Bronce

Plata

Oro

Carrera 100 m

16,8 s

15,1 s

13,6 s

Coordinación

 

Bronce

Plata

Oro

Saltar la cuerda

10x

15x

20x

 

Al principio no quería escoger saltar la cuerda sino salto de longitud, ya que se me daba muy bien hace algunos años. Bueno, digamos hace 10-15 años, cuando aún estaba en el colegio. Sin embargo, la prueba de salto de longitud no es probablemente muy aconsejable para mi tobillo izquierdo, así que me compré una cuerda. Aún estoy tratando de entender como saltar con ella.

image

Semana 13: Última semana de entrenamiento

Aquí estamos, en la última semana antes de enfrentarme a la insignia deportiva alemana. ¿Estoy nervioso? No mucho. De hecho, me siento muy bien y deseando que llegue el día del desafío.

Hoy, el día antes de la prueba, había decidido relajarme y no hacer ejercicio, pero con 28°C y el día tan soleado, no he podido quedarme en casa. Así que cogí la bicicleta y fui con ella hasta el río. ¡Fue una gran idea!

image

Semana 14: El día de la Medalla Deportiva Alemana

Por fin ha llegado el día de mi desafío. Ahora veremos si soy lo suficientemente bueno como para lograr mi reto. Empezaré por el salto de cuerda cruzada para la prueba de coordinación. Hacerlo 10 veces es suficiente para conseguir bronce, 15 para plata y 20 para oro. Tengo tres intentos, pero en el primero ya consigo hacerlo 21 veces – ¡Oro!

Ahora toca el ejercicio número 2 -carrera de 100 metros para la prueba de velocidad-, pero justo antes de comenzar, siento un dolor extraño en mi tobillo izquierdo y en mi rodilla. Me da miedo sobrepasar mis fuerzas y alcanzo la línea de meta en 0:15:59, bronce. Sin embargo, no es necesario hacer este ejercicio. Puedo cambiarlo por nadar 25 metros, probablemente haré eso más tarde.

Paso al siguiente ejercicio, salto de longitud en parada para la prueba fuerza. Si alcanzo 1.85m – no debería ser muy complicado – conseguiré bronce, plata con 2.10 m y oro con 2.35 m. Estiro mi cuerpo, doblo las rodillas y salto con todas mis fuerzas: 2 metros y 38.5 centímetros. ¡Oro de nuevo!

Llega el momento de la resistencia con la carrera de los 3.000 metros. Debido a los problemas que noté antes en mi tobillo y en mi rodilla estoy un poco nervioso, así que corro despacio unos metros, hago unos estiramientos con cuidado y, ¡el dolor se ha ido! Vale, ¡a intentarlo! El circuito que he escogido tiene una longitud de 800 metros, así que tengo que dar tres vueltas completas y luego seguir hasta la marca de 600 metros. Afortunadamente, las articulaciones, músculos y respiración trabajan juntos y armónicamente para hacerme alcanzar la línea de meta en 13:39 minutos. ¡Oro por tercera vez!

Técnicamente, ya he terminado con las pruebas necesarias para conseguir la medalla. Sin embargo, decido ir a la piscina interior para otro ejercicio: nadar 25 metros. Quiero añadir este ejercicio porque no estoy muy contento con el bronce en la categoría de velocidad y estoy convencido de que puedo hacerlo mejor. En la piscina me esperan buenas y malas noticias. La buena es que la piscina no está demasiado llena de gente. Desafortunadamente, el encargado de la piscina no quiere retirar la cuerda que separa nadadores de no nadadores, y para poder nadar 25 metros necesitaría atravesarla. No tengo tiempo para quejas, así que voy al punto de partida. Mi comienzo es muy bueno, así como el nado, pero luego – como era esperado- al tener que sortear la cuerda pierdo un tiempo precioso. Tras 0:19:96 minutos, alcanzo el otro lado y obtengo plata.

En total, he sido capaz de ganar oro en tres pruebas y plata en una, así que obtengo 11 de los 12 puntos totales. ¡Eso es oro! Haciendo un balance final, estoy muy contento y ya estoy pensando en intentarlo otra vez. ¿Quizás contigo? ☺☺☺☺

 

Resistencia

 

Bronce

Plata

Oro

Mi resultado

Carrera 3 km

18:40 min

16:10 min

14:10 min

13:39 min

Fuerza

 

 

Bronce

Plata

Oro

Mi resultado

Salto de longitud en parada

1,85 m

2,10 m

2,35 m

2,385

Velocidad

 

 

Bronce

Plata

Oro

Mi resultado

25 m nadando

31,5 s

24,01 s

17,0 s

19,96 s

Coordinación

 

 

Bronce

Plata

Oro

Mi resultado

Saltar la cuerda

10x

15x

20x

21x

 

image

Blog: 5

Conclusiones

“¿Seré aún capaz de hacerlo?” Era la pregunta con la que comencé mi pequeño viaje hacia la insignia deportiva alemana. Un viaje con subidas y bajadas, con éxitos y reveses.  Al principio, no sabía cómo iba a reaccionar mi tobillo al aumento de ejercicio que tenía que hacer para entrenarme. Las voces críticas no ayudaron. Sin embargo, al poco de comenzar a entrenar, me di cuenta de que el pensamiento con el que comencé (“La inactividad es mala, la actividad es buena, el exceso de actividad es malo”) era verdad, y no tuve esa sensación de dolor en mi tobillo.

De cualquier manera, no me malinterpretes. Por supuesto que no he encontrado la cura de la artrosis. Incluso aunque correr ha mejorado la situación de mi tobillo, tengo que entrenar con mucho cuidado. Cada vez que entreno demasiado (más de cuatro veces a la semana), mi tobillo y rodilla empiezan a doler – ese es quizás mi límite personal.

En resumen, estoy más que feliz y agradecido de haber participado en el reto de “Liberate Life”. Bueno y, creo, que también he encontrado la respuesta a mi pregunta

Responsive banner

Es posible vivir más allá de la hemofilia