image

Liberator Paola

image

 


 

Conoce a Paola:
Edad:
50
País: Italia
Hemofilia A
Reto: Cantar /Actuar en una función

 


 

Conoce a Luca:
Edad:
59
País: Italia
Papel en el viaje: Actor

image

Hola, mi nombre es Paola y vivo en un pequeño pueblo cerca de Roma. A la edad de dos años fui diagnosticada de hemofilia, lo cual provocó que no viviese una infancia normal debido a los numerosos sangrados.

Aunque vivir con esta enfermedad no fue fácil, gracias a mi pasión por la música y la escritura, me he vuelto más fuerte, valiente y jamás he parado de luchar por mis sueños.

Soy madre de dos hijos y tengo un nuevo reto por delante: actuar sobre un plató bailando y cantando.

¿Mi lema? Envejecer es un privilegio.

Blog 1:

Mi primera reunión de coaching con el gran Luca Ward ha sido una tormenta de emociones enfrentadas. Me he dado cuenta de que no estaba soñando. Estaba viviendo. Me encontraba en vísperas de mi 50 cumpleaños y el balance que había hecho de mi vida se estaba convirtiendo en algo más rico y colorido sin darme cuenta: que Paola no tiene edad. Como si me hubieran regalado un tiempo precioso.

Luca me hizo sentir a gusto enseguida. Leímos el guion de “Mamma Mía”, entre momentos de risas -por nuestro dialecto romano que permitieron relajarme y calmar mi emoción- y de seria y meticulosa dedicación. El papel de Donna era perfecto para mí y lo comencé a amar desde el primer momento.

¡Mi papel como Liberadora acababa de comenzar! El valor era el que me estaba guiando, y no mis frágiles e inestables tobillos. Nunca más lo harán. ¡A toda velocidad ahora Paola! – me dije a mí misma.

image

Blog 2:

Pues aquí estamos, en la segunda reunión con mi coach, Luca. ¡Qué bien! Hoy hemos empezado a juntar prosa con música. Lo primero de todo es elegir las escenas más intensas y apropiadas. “S.O.S” reinterpretada en italiano, así como ese famoso “El ganador se lo lleva todo”. Innecesario decirlo, el famoso grupo Abba vuelve a ganar.

Magia y piel de gallina. ¡Allá vamos! El sueño se va haciendo realidad. ¡Estoy contenta! ¡Muy contenta! ¡Me marcho a casa después de esta segunda reunión como si estuviese en una nube!

image

Blog 3:

Aprilia, Julio de 2019

¡Qué calor hace! Pero… “The show must go on!”

¡Y es la tercera! Me encantaría que hubiese cientos de reuniones con mi coach, Luca Ward. Porque, aunque esté ansiosa por ver cómo es el desenlace de mi reto, en este tiempo de preparación empiezo a ser consciente de que va a ser complicado volver a disfrutar de nuevo de un privilegio como este en la vida. Desde el primer momento en que me subo en el coche para ir al estudio en Roma, saboreo cada momento lentamente para no olvidarlo y encajarlo en ese puzle que compone los recuerdos más bonitos de mi vida.

Hoy vamos a ensayar y cantar. Las escenas cobran vida y forma. La música intriga e inspira. Ya casi estamos ahí, o más bien, me siento más segura de mí misma. “Donna” está empezando a hacerse un hueco en el corazón de Paola.

image

Blog 4:

Algunas personas adoran el mes de agosto por ese tan merecido descanso y las vacaciones de verano. Cómo deseaba que se terminase agosto cuanto antes... Echaba de menos las clases de Luca. He estado en un estado de miedo y ansiedad. Daba igual donde estuviese, yo cantaba y ensayaba. ¡Creo que me tomaban por tonta! El corazón me latía a mil por hora en esta parte más dura del reto, ¿quién puede detener esto? ¡Nadie!

Y, finalmente, ¡llega septiembre! Siendo consciente de que la recta final está cada vez más cerca y que va asomándose poco a poco, ¡la adrenalina empieza a notarse!

Últimos ensayos con Luca, quien era mi coach es ahora un buen amigo. Estaba impaciente por demostrarle lo que era capaz de hacer, era incapaz de mirar más el guion, ¡ya me lo sabía todo!

Luca me enseñó cómo moverme, explicándome que la audiencia en el teatro es conocida como ”la cuarta muralla” a la cual nos referimos de esta manera, sin pudor.

Primero la espontaneidad. Realmente me sentía ”Donna”, la protagonista, pero ”Donna” a mi manera, no la de todo el mundo. La versión mía de ella, la que yo sentía, la que encajaba con Paola.

Cuando me despedí de Luca, apenas pude contener mis lágrimas. Nuestra última reunión significaba que el sueño se iba a hacer realidad y no quería que hubiese final feliz solo en mi imaginación o en mis memorias, como a veces suele pasar; quería que también fuese así ahora, en el presente. ¡Era muy feliz en ese preciso instante! ¡Soy feliz ahora! ¡Milán me espera! No sé cómo acabarán las cosas, pero sé que estoy lista para hacerle frente y dar lo mejor de mí. Gracias otra vez a aquellos que creyeron en mí. Con todo mi cariño.

image

Blog 5:

11 se septiembre de 2019, salté al tren que me llevaría a Milán, con una maleta llena de ropa cuidadosamente seleccionada, asegurándome de que era la más adecuada para la ocasión. Apenas quedan dos días para la función y aún no me lo creo. Mi coach, Luca Ward, me dijo que estuviese tranquila y, sobre todo, que fuera yo misma. También me dijo que, sin darme cuenta, me transformaría en “Donna”. Un personaje que me lo he estudiado mucho y ya lo sentía mío. He conocido finalmente a Giacomo Buccheri, ¡el actor que desempeña el papel de “Sam” en “Mamma mia”!, la actuación que vamos a llevar a escena. Enseguida me gustó, ya que me tranquilizó y me dio confianza.

Con estos tacones tan altos ni siquiera siento los tobillos y me sostienen de milagro. Y este es también mi milagro: una mezcla de adrenalina y emociones que se junta al hecho de que estoy viviendo un sueño.  Mi familia está aquí, tras un largo viaje desde Roma y venir sin avisarme. Les di un fuerte abrazo.

El momento ha llegado, el escenario me está esperando, magistralmente dirigido por grandes mujeres: Laura Campanello, Michela Mantovan y Carolyn Smith. Me siento como si estuviese en una habitación con amigos, cuando en realidad estoy en un teatro que está lleno hasta el techo: algunos espectadores incluso están de pie y otros no han podido entrar porque se han vendido todas las entradas.

Giacomo y yo cantamos como si estuviésemos solo nosotros dos. Una oleada inmensa de aplausos me despertó del sueño y entonces vi a toda esa gente mostrándome su cariño.  Embriagada de alegría e increíbles sensaciones, fui a mi primera entrevista, de la cual ¡juro, que no me acuerdo de ninguna pregunta!

¡Lo he hecho! ¡Incluso este reto ha sido un éxito! Pero no hubiese sido capaz de llevar a cabo esta aventura yo sola. Ha habido gente que ha creído en mí y me ha inspirado con fuerza y determinación.

Gracias, Liberate Life. Me quedo con estos recuerdos, recuerdos que valen toda una vida y nadie, ni en 100 años, podría quitármelos.

image

Advertencia: Antes de empezar tu propio reto es importante hablarlo con tu entrenador primero.

Responsive banner

Es posible vivir una vida más allá de la hemofilia

Haz click aquí para leer más sobre cómo es vivir con hemofilia en diferentes etapas de la vida. Continúa leyendo.

Liberator Paola

image

 


 

Conoce a Paola:
Edad:
50
País: Italia
Hemofilia A
Reto: Cantar /Actuar en una función

 


 

Conoce a Luca:
Edad:
59
País: Italia
Papel en el viaje: Actor

image

Hola, mi nombre es Paola y vivo en un pequeño pueblo cerca de Roma. A la edad de dos años fui diagnosticada de hemofilia, lo cual provocó que no viviese una infancia normal debido a los numerosos sangrados.

Aunque vivir con esta enfermedad no fue fácil, gracias a mi pasión por la música y la escritura, me he vuelto más fuerte, valiente y jamás he parado de luchar por mis sueños.

Soy madre de dos hijos y tengo un nuevo reto por delante: actuar sobre un plató bailando y cantando.

¿Mi lema? Envejecer es un privilegio.

Blog 1:

Mi primera reunión de coaching con el gran Luca Ward ha sido una tormenta de emociones enfrentadas. Me he dado cuenta de que no estaba soñando. Estaba viviendo. Me encontraba en vísperas de mi 50 cumpleaños y el balance que había hecho de mi vida se estaba convirtiendo en algo más rico y colorido sin darme cuenta: que Paola no tiene edad. Como si me hubieran regalado un tiempo precioso.

Luca me hizo sentir a gusto enseguida. Leímos el guion de “Mamma Mía”, entre momentos de risas -por nuestro dialecto romano que permitieron relajarme y calmar mi emoción- y de seria y meticulosa dedicación. El papel de Donna era perfecto para mí y lo comencé a amar desde el primer momento.

¡Mi papel como Liberadora acababa de comenzar! El valor era el que me estaba guiando, y no mis frágiles e inestables tobillos. Nunca más lo harán. ¡A toda velocidad ahora Paola! – me dije a mí misma.

image

Blog 2:

Pues aquí estamos, en la segunda reunión con mi coach, Luca. ¡Qué bien! Hoy hemos empezado a juntar prosa con música. Lo primero de todo es elegir las escenas más intensas y apropiadas. “S.O.S” reinterpretada en italiano, así como ese famoso “El ganador se lo lleva todo”. Innecesario decirlo, el famoso grupo Abba vuelve a ganar.

Magia y piel de gallina. ¡Allá vamos! El sueño se va haciendo realidad. ¡Estoy contenta! ¡Muy contenta! ¡Me marcho a casa después de esta segunda reunión como si estuviese en una nube!

image

Blog 3:

Aprilia, Julio de 2019

¡Qué calor hace! Pero… “The show must go on!”

¡Y es la tercera! Me encantaría que hubiese cientos de reuniones con mi coach, Luca Ward. Porque, aunque esté ansiosa por ver cómo es el desenlace de mi reto, en este tiempo de preparación empiezo a ser consciente de que va a ser complicado volver a disfrutar de nuevo de un privilegio como este en la vida. Desde el primer momento en que me subo en el coche para ir al estudio en Roma, saboreo cada momento lentamente para no olvidarlo y encajarlo en ese puzle que compone los recuerdos más bonitos de mi vida.

Hoy vamos a ensayar y cantar. Las escenas cobran vida y forma. La música intriga e inspira. Ya casi estamos ahí, o más bien, me siento más segura de mí misma. “Donna” está empezando a hacerse un hueco en el corazón de Paola.

image

Blog 4:

Algunas personas adoran el mes de agosto por ese tan merecido descanso y las vacaciones de verano. Cómo deseaba que se terminase agosto cuanto antes... Echaba de menos las clases de Luca. He estado en un estado de miedo y ansiedad. Daba igual donde estuviese, yo cantaba y ensayaba. ¡Creo que me tomaban por tonta! El corazón me latía a mil por hora en esta parte más dura del reto, ¿quién puede detener esto? ¡Nadie!

Y, finalmente, ¡llega septiembre! Siendo consciente de que la recta final está cada vez más cerca y que va asomándose poco a poco, ¡la adrenalina empieza a notarse!

Últimos ensayos con Luca, quien era mi coach es ahora un buen amigo. Estaba impaciente por demostrarle lo que era capaz de hacer, era incapaz de mirar más el guion, ¡ya me lo sabía todo!

Luca me enseñó cómo moverme, explicándome que la audiencia en el teatro es conocida como ”la cuarta muralla” a la cual nos referimos de esta manera, sin pudor.

Primero la espontaneidad. Realmente me sentía ”Donna”, la protagonista, pero ”Donna” a mi manera, no la de todo el mundo. La versión mía de ella, la que yo sentía, la que encajaba con Paola.

Cuando me despedí de Luca, apenas pude contener mis lágrimas. Nuestra última reunión significaba que el sueño se iba a hacer realidad y no quería que hubiese final feliz solo en mi imaginación o en mis memorias, como a veces suele pasar; quería que también fuese así ahora, en el presente. ¡Era muy feliz en ese preciso instante! ¡Soy feliz ahora! ¡Milán me espera! No sé cómo acabarán las cosas, pero sé que estoy lista para hacerle frente y dar lo mejor de mí. Gracias otra vez a aquellos que creyeron en mí. Con todo mi cariño.

image

Blog 5:

11 se septiembre de 2019, salté al tren que me llevaría a Milán, con una maleta llena de ropa cuidadosamente seleccionada, asegurándome de que era la más adecuada para la ocasión. Apenas quedan dos días para la función y aún no me lo creo. Mi coach, Luca Ward, me dijo que estuviese tranquila y, sobre todo, que fuera yo misma. También me dijo que, sin darme cuenta, me transformaría en “Donna”. Un personaje que me lo he estudiado mucho y ya lo sentía mío. He conocido finalmente a Giacomo Buccheri, ¡el actor que desempeña el papel de “Sam” en “Mamma mia”!, la actuación que vamos a llevar a escena. Enseguida me gustó, ya que me tranquilizó y me dio confianza.

Con estos tacones tan altos ni siquiera siento los tobillos y me sostienen de milagro. Y este es también mi milagro: una mezcla de adrenalina y emociones que se junta al hecho de que estoy viviendo un sueño.  Mi familia está aquí, tras un largo viaje desde Roma y venir sin avisarme. Les di un fuerte abrazo.

El momento ha llegado, el escenario me está esperando, magistralmente dirigido por grandes mujeres: Laura Campanello, Michela Mantovan y Carolyn Smith. Me siento como si estuviese en una habitación con amigos, cuando en realidad estoy en un teatro que está lleno hasta el techo: algunos espectadores incluso están de pie y otros no han podido entrar porque se han vendido todas las entradas.

Giacomo y yo cantamos como si estuviésemos solo nosotros dos. Una oleada inmensa de aplausos me despertó del sueño y entonces vi a toda esa gente mostrándome su cariño.  Embriagada de alegría e increíbles sensaciones, fui a mi primera entrevista, de la cual ¡juro, que no me acuerdo de ninguna pregunta!

¡Lo he hecho! ¡Incluso este reto ha sido un éxito! Pero no hubiese sido capaz de llevar a cabo esta aventura yo sola. Ha habido gente que ha creído en mí y me ha inspirado con fuerza y determinación.

Gracias, Liberate Life. Me quedo con estos recuerdos, recuerdos que valen toda una vida y nadie, ni en 100 años, podría quitármelos.

image

Advertencia: Antes de empezar tu propio reto es importante hablarlo con tu entrenador primero.

Responsive banner

Es posible vivir una vida más allá de la hemofilia

Haz click aquí para leer más sobre cómo es vivir con hemofilia en diferentes etapas de la vida. Continúa leyendo.